Uncategorized

Ilusión


la foto

 

La noche había dejado un buen puñado de estrellas a la vista y una luz intermitente que se movía en línea recta. Era un avión regresando de cualquier parte. Estábamos en el mirador y a estas horas el pueblo dormía bajo una fina capa de humedad que se extendía por el cauce del barranco. Podíamos oír el viento de los pinos cercanos y el agua de una tubería lejana parecía un río que venía de las montañas. Preguntaste cuántos aviones podría haber en ese momento trasladando a personas de un lado a otro del planeta, inmenso y misterioso en la noche y diminuto desde el cielo. Era el milagro de un aparato suspendido en el aire donde unos comían, otros dormían ajenos a cualquier cosa o acababan las últimas páginas de una historia. Nosotros, inmóviles y en calma, con el universo frente a los ojos como un cuadro eterno y perfecto, hacíamos lo posible por abrazamos a una ilusión de libertad que solo duró un instante.

 

 

Estándar