mirar

Querido 5043-DTW

Querido 5043-DTW. Esperaré a que ya no puedas más. Luego te enterraré. Buscaré la manera. Y te lloraré como se lloran a las personas. Y te podré flores cada semana. Esas que te gustan tanto. 

Todas las mañanas me llevas al trabajo. Cuando suponemos que el sol saldrá en ese instante en que ya el cielo no es negro. Cuando las cosas son más lentas. Y estás frío. Y te cuesta empezar. En eso somos muy parecidos. 

Haces sonar las voces de la radio, toses un poco, y abres esos ojos que te han puesto para iluminar la carretera, avanzar entre la niebla. 

Querido 5043- DTW. No te voy a dejar solo. Sabes que te queda poco. A lo mejor me queda menos a mí. Tengo miedo de pederte. No quiero que otro te conduzca. Verlo con las manos al volante. Que toquetee las marchas con otro ritmo, que cambie el asiento o cuelgue alguna estupidez en el espejo. 

Todos estos años has caminado como me has pedido, sin llegar a forzar, sin enfados, sin rugir. No dejaré que otra persona te ponga una mano encima. Más bien creo que tú no te dejarás. Confío en eso, querido 5043-DTW.

Se puede querer a las cosas. A cables, lápices, fotos, mantas, lámparas, bicicletas, coches, recuerdos. Me lo has enseñado. Se puede querer a las cosas. Están solo ahí. Son puro amor.  Descansa. Hoy hemos pasado juntos otro día más. 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s