Estar mejor

Es domingo y el sol está todavía en ese punto invisible que ilumina las cosas pero no las calienta. La calle parece fría, como las palmeras, el cielo, la ropa tendida en el patio y el mar. Decía (más bien lo había imaginado) que cuando estuviese en un lugar apartado podría escribir más. Pensaba que esta casa en la playa, alejada del tráfico y de los ruidos (un “regalo” de las circunstancias), facilitaría la tarea de continuar y acabar algunos relatos, la mayoría con principios todavía en el aire o finales de dudosa redondez. Y hace un mes que no me siento delante del teclado, por pereza, por postergar lo “inútil”, o porque en realidad había pensado que no tengo nada que decir que pueda interesar. Y ahora creo que es preferible sentarse y ver qué pasa; escribir para uno mismo como acto de hacerlo para los demás. Hay frenos que tienen que ver con el miedo y con cierta frustración en no saber qué cosa es uno definitivamente o qué es lo mejor que sabe hacer. “Deja de intentar definirte, no insistas en eso”, dice M mientras lee en la cama, como una muñeca frágil, junto al perro, buscando entre los diarios de Piglia si este mundo tiene algún secreto, o corroborando que no hay método, manual, ni lugar al que ir para escribir un libro, pintar un cuadro, componer una canción, que no sea tu propia cabeza. M parece experta en aforismos sin quererlo. Y uno los apunta en el cuaderno como el periodista que ha encontrado el titular para la entrevista. A partir de una frase puede empezar una historia. Y M también quiere saberlo todo, leerlo todo, tocarlo todo. Pero no se obsesiona como uno, que se obsesiona con el mundo y su acontecer, con el paso del tiempo, su geometría, con la música, las vidas de los otros, la técnica para tocar la batería, los dolores desconocidos, las mujeres, la casa donde vivirá, el pasado, la familia, los libros, el trabajo, si estás en “lo correcto o no”, la búsqueda infructuosa de definirse. Por eso, en el hecho de escribir, existe una intención de orden, de aceptación, de convertir la mirada y la imaginación en párrafos, de síntesis, de iniciar este febrero. De estar mejor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s