Susurro

img_0161

Cuando Leonard Cohen recogió el premio Príncipe de Asturias de Las Letras 2011 dijo: “si supiera de dónde vienen las buenas canciones iría allí mismo a menudo” y alabó a García Lorca como si fuera su propia voz. Un guitarrista vagabundo le enseñó en Montreal los primeros  acordes que darían sentido a sus canciones. Luego se quitó la vida y Cohen nunca supo más de aquel maestro hispano cuyo rastro es un misterio. En estos últimos años el poeta había vuelto a fumar, y decía que estaba preparado para irse, pero no creo que uno esté listo para desaparecer  y no tener la oportunidad de seguir.  Conocí tarde sus melodías en voz baja y preferí aquellas canciones que estaban acompañadas por unos coros insuperables y perfectos, que aderezan ceremonias de elegancia, honestidad y que nos hacen ser un poco más incrédulos y  aceptar las contradicciones del amor.

Ahora estoy en una habitación en uno de los pueblos más bonitos de España. Lo anuncia un cartel antes de  bajar hacia el precioso abismo que dibuja  el escaparate de macizos y roques sagrados de cielo azul.  Y mientras escribo escuchamos Halelluya  como un bálsamo de esta noche fría y callada. Por la ventana  observo como en la  puerta del hotel una pareja de recién casados se hace fotos. Deben tener algo más de cincuenta años y parecen empezar de nuevo. Pasean hacia uno de los restaurantes de la mano, seguros de encontrar la manera de dejar el pasado, mientras el sol se esconde detrás de Bentayga, enorme e inmóvil. Y acaba la canción que viene de donde vienen las buenas canciones,  y todo este entorno intimida, porque  ya es de noche y el vértigo continúa;  solo se escuchan las teclas  del ordenador y, por momentos,  las campanas de la iglesia. Antes y después solo hay silencio.

Esta tarde, había anotado algo con el frío detrás del cuello, con los senderistas regresando de sus caminos, en la mesa de madera donde bebimos el licor de almendras amargas: “la mente siempre intenta alejarte del bienestar, nunca está a su servicio”. Repito ahora eso y susurro imitando a Cohen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s