Resistencia

la-foto-20

Pienso en una historia de adaptación y resistencia. Hay una ciudad, una madre que se abre a una nueva vida después de la muerte, un padre que se siente solo, un informático amable que explica cómo entrar en un programa de edición; las nubes que nunca acaban de quedarse,  la poca molestia del calor, una habitación donde descansar del ruido. Millones de llaves que cierran  y abren puertas, la complicidad de la radio matutina, la compañía del libro en la mesa de noche,  el tedioso trámite de Internet, el cansancio de la novedad, la dificultad de vivir sin música, la repetición de las personas y situaciones en sitios diferentes, el mito de la soledad, la idea de que todo sea relato, que deje una especie de felicidad, una extraña sensación del bienestar, una conexión con lo que pasa.

Pienso en algunas ideas y algunas comidas y en lo paliativo que es tener por aquí los ‘Diarios de Emilio Renzi’  donde Ricardo Piglia escribe: “hay una cosa que yo no quiero comprender: para hacer lo que quiero hacer es necesario  ser capaz de rechazar y de perder otras cosas”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s