Gato

la foto

¿Podemos ser más de una cosa?; ¿realmente crees que te espera alguien importante en otro lugar?. Llevo algunos minutos intentando comenzar con algo que dé sentido a una historia pero cada frase flota en su significado propio. La primera es una pregunta que suele regresar cuando la vida te arrastra como la corriente de una playa que no conoces, te obliga a tomar decisiones. La segunda podría ubicarse en el final de un relato, entre dos amigas que conversan sentadas con los pies colgados de un muelle en medio de la noche. Una de ellas confiesa sus dificultades para encontrar el equilibrio, a pesar de la familia, de la pareja, de su hijo, de que todo parece en orden.
Fuera escucho como se marcha el camión de la basura y las campanas del reloj de la torre dan las doce. De resto, solo existe lo más cercano al silencio. Esta tarde unos niños hablaban acerca de un gato pequeño que maullaba atemorizado en plena calle. Jugaban con una pelota que botaba torpemente entre sus pies flacos. Con frecuencia, la pelota acababa debajo de cualquier coche o detrás del portal de madera, como si huyera de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s