La huerta

la foto

 

En la huerta de mi padre ahora crecen algunas cosas: cebollas, lechugas, tomates y otras sencillas hortalizas. Al lado crece un olivo, algunos rosales y una joven sabina. En la esquina hay perros enterrados, al menos tres, que ya son parte de la tierra y de la historia de la casa. La mayoría han muerto de viejos. Otros desaparecieron un día. Dicen que murieron ahogados en un estanque, envenenados, atropellados por algún conductor enfermo.
Por las tardes, a la huerta acuden pájaros a beber agua y alpiste que el viejo coloca en pequeños cacharros encaramados en las ramas del olivo. Los pájaros, conscientes de este gesto generoso, vienen en masa y cantan hasta avanzada la tarde. También hay espacio para varios rosales con flores amarillas, rojas y blancas.

Por un momento, este ecosistema parece perfecto. Pero la mayoría del tiempo he visto la huerta como un triste solar, llena de hierbas sin dueño que salen de la nada y se entrometen entre los árboles y las flores. Así hasta que alguien viene y hace las zanjas necesarias  y es cuando mi padre vuelve a recuperar las ganas de plantar semillas, a barajar la posibilidad de que salgan unas lechugas que aliñará con un poco de azúcar; a tener la esperanza de que los tomates sean suficientes para una temporada. Esta historia de optimismo y abandono se repite cada año. Por eso no puedo evitar mi escepticismo cuando veo que la huerta está dando sus pequeños frutos. Solo las rosas y los árboles que viven casi sin agua han conseguido, por alguna razón, mantenerse en pie todo el año.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s