Almendros

almendros-en-flor
Caminos que te llevan a lugares donde no hay cables. Nadie habla tu idioma. Sólo hay plantas y animales ocultos. Algún pájaro te ha visto. Dejas el coche en lo alto de la ciudad, en esa montaña donde se ven las cosas de otra manera. Bajas por el camino que te llama. Sólo hay viento, tierra seca y roja. Corres y sudas. No sientes frío, sino ganas de llegar a algún lugar donde pueda ser suficiente. Miras atrás, piensas en volver. Te has alejado demasiado pero continúas corriendo. Ves el río y te acercas. Hay peces en el agua helada. Cruzas por las piedras al otro lado y vuelves a subir hacia la montaña. Ves el valle por primera vez cubierto de almendros. Las flores pronto caerán cuando el tiempo quiera. El pájaro se ha ido. El sol calienta tu cara fría. Sientes que has llegado, por fin, a cualquier parte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s