Bahía

la foto 1

El mar se extiende por la bahía de Dublín con una manta verdosa poco profunda, como una enorme ciénaga donde vuelan pájaros parecidos a gaviotas y en la orilla corretean los perros con libertad. Por la arena que queda en la superficie pasea mucha gente e incluso algunos meten los tobillos en el agua. Algunas familias disfrutan del día de esa forma. Esta zona conduce al Seán Moore Park. Desde allí se puede llegar por un sendero hasta el faro de la bahía en el límite de la costa. En Séan Moore hay un enorme campo de césped donde los niños juegan al rugbby o sostienen el palo de curling. Esto está en las afueras de la ciudad, en Ballsbridge, un silencioso residencial lleno de casas iguales y coches confortables. La lluvia se ha dado una tregua de algunos días. El sol aquí casi no calienta, solo enrojece ligeramente las pieles de los celtas y otras gentes que hoy disfrutaban de un paseo por esta bahía infinita. En el cielo se veían la últimas estelas de los aviones que se marchaban en la tarde antes de que llegase noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s