Uncategorized

En el parque

la foto

Como en mi casa hay pocos parques, cada vez que visito uno lo bastante grande busco un banco y miro a la gente pasar. Trato de moverme lo menos posible y escuchar el sonido de los árboles cuando les llega en viento y a los pájaros. Siempre los hay que hablan y se cambian de sitio, volando bajo a ras de la hierba a toda velocidad. Siempre hay alguien que lee solo, escucha música o un niño tratando de divertirse ante la mirada de sus padres. El Saint Stephen Green está el corazón de la gris y alegre Dublín. Dos cisnes, amigos de las madres y los niños, comían migas de pan en el pequeño lago central. Aves y humanos compartían una complicidad matutina, casi automática, cuando el sol, pese avanzada la mañana, no había aparecido y una fina capa de lluvia mojaba los bancos y los mil tonos de verde posibles en el corazón de esta urbe empapada. No quedó otra que abrir el paraguas y admitir que el tiempo toma sus propias decisiones. Los cisnes siguieron a lo suyo.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s