Astérix

Astérix llegó de alguna manera a las estanterías de la casa por la afición tremenda de mi padre con los colorines, sobre todo, aparte de los galos, con El Capitán Trueno, Mortadelo y Filemón, Rue del Percebe 13 y Tintín. Andaban en la mesa de noche entre alguna novela, cuentos o biografías. Aunque Astérix siempre guardó una especial fuerza y fue pasando de mano en mano hasta hoy. Cada vez que es necesario despejar la mente para pasar a otra cosa es releído como un mantra de primeros auxilios. No es extraño que me haya llevado en más de una ocasión algunos Astérix en la maleta para lo que pueda pasar. Es mi poción mágica, como la que prepara Panorámix a los habitantes de la pequeña aldea que resiste al invasor.

asterix

 

 

………………………….

Ha llovido y no me he enterado porque estaba durmiendo. Al salir al balcón  he visto las calles mojadas y como las nubes se marchaban. Ahora huele a lluvia en esta noche despejada. El perro del vecino ladra sin motivo.

Algunas noches imagino que estás en el lado de la cama que nunca ocupo.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s