Uncategorized

Culpa

IMG-20140116-01553 (1)

El picozapato es una especie de pelícano primitivo que habita en las ciénagas de África y se alimenta de pescado. Por regla general suele tener como máximo dos polluelos. Posee un gran pico y patas como agujas que le permiten adentrarse en los humedales a por el alimento. Con un movimiento corto y efectivo mete su pico en el agua para capturar a la presa mientras sus crías piden comida apenas sin poder andar. Pero siempre hay un pájaro más fuerte que otro. Y el hermano mayor se encarga de picotear al más pequeño hasta apartarlo. La madre llega con un pez y alimenta a solo a uno, que engorda y cree mientras el otro muere a los pocos días olvidado entre el barro y las hierbas. La ciénaga sigue su ritmo, ajena a la convivencia entre familias .

Cuando el polluelo del primitivo picozapato pueda mantenerse en pie con sus largas patas buscará con el tiempo aparearse y, en caso de tener a dos pequeños, quizás haga lo mismo: abandonar a su hijo para garantizar la supervivencia de al menos uno. Ciertamente es un instinto natural donde la culpa, eso que a todos nos atormenta, parece no existir.

Algunas veces escucho pájaros justo a la caída del sol. Se oyen por arriba de los edificios y de las cabezas de todos nosotros y con la oscuridad desaparecen. Si de algo estoy seguro es que no serán picozapatos aunque nunca he sabido a dónde se dirigen y de que familia provienen.

Estándar

2 comentarios en “Culpa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s