Querida

Guía de Isora-20130814-01334

Querida Nada.
Escribo para decirte lo mucho que he te buscado. Si por casualidad lees esta carta no dudes en decirme dónde estás y así podré dar contigo en alguna dirección. Pensé que ya te había encontrado, pero escapabas por cualquier hueco de la ventana de la casa, te ibas con el viento y el mar;  al amanecer, cuando las luces del pueblo no se habían apagado. ¿Por qué hacías esto?, ¿acaso no teníamos los mismos objetivos en la vida, maneras de ver el mundo?. Con el paso de los días ibas desapareciendo hasta quedar pequeñita y vulnerable; con una voz que salía por un hilo de aire como si algo apretase tu garganta.

Querida Nada, me gustaría saber si debo asumir que solo eres vacío o por el contrario te compones de acepciones infinitas, donde existe un nombre, un cuerpo y una sonrisa.

Dame un toque cuando puedas y así saldré de dudas.

 

 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s