Nada demasiado lejos

IMG-20130528-WA002

Conduzco al salir del trabajo cuando el día y sus circunstancias se apagan. No llego a casa, sino que sigo de largo sin un rumbo determinado. Al rato busco alguna casa que me abra la puerta, cualquiera que no quede demasiado lejos de la carretera. Trato de encontrar alguien que me diga si lo estoy haciendo bien, si debo tener paciencia o actuar cuanto antes, si todo esto es es así.

Busco un bar donde tomar algo, cualquiera que no quede demasiado lejos de la carretera, donde haya alguien en las mismas circunstancias, que no desee molestar, pero que ofrezca una respuesta. No hace falta mucho, solo una simple palmada en la espalda que me haga ir a la cama con un mínimo de entusiasmo.

También busco una playa, amplia y silenciosa, que no quede demasiado lejos de la carretera. Un lugar donde pueda pasear, quizás una hora, hasta llegar donde dicen algunos que es final, tras unas grandes rocas. A partir de ahí ya no se puede pasar, porque es peligroso cruzar al otro lado, de donde ningún hombre ha vuelto. Eso dice la gente, que de las rocas para allá se acaba todo.

Y entonces regresaré por donde vine y ya en el coche me iré a casa, escuchando algo de música, dejándome llevar por el ritmo de la carretera, sin parar en cualquier puerta en busca de alguien que me dé lecciones de esta vida incierta, donde todo se diluye detrás de las rocas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s