Uncategorized

Cambio de hora

Hoy la tierra está mojada. Escuchas como cae el sonido de la lluvia en la calle. Una música incesante que se extiende a lo largo del día. Intentas levantarte pero prefieres quedarte un rato en la cama, abrir las persianas y volver a estirar el cuerpo, coger de nuevo el libro. Uno de los personajes te recuerda a alguien, su manera de estar en el mundo. Eso no es ni bueno ni malo, simplemente pasa.

Ha cambiado la hora y ya se hace de noche antes.  Por una parte lo agradeces. Según el día. Por la noche todos los ruidos se van diluyendo como una piedra de hielo. Todo lo que no es necesario en ese momento va quedando atrás. Te gusta conducir de noche, guiarte por las líneas de la carretera iluminada. Abandonarte a la autopista.

Tienes hambre y saltas de la cama. Calientas lo que sobró anoche en el microondas  y  te lo llevas a la tele. Buscas alguna película no demasiado entretenida para volver a dormir. Ya recogerás todo cuando despiertes. Ahora es preciso quedarse quieto. Por un momento te vienen a la cabeza cosas que hubieses preferido no saber.

Estándar

2 comentarios en “Cambio de hora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s