Uncategorized

Magia

Cada dos brazadas giro ligeramente el cuello a la derecha para respirar. No hay más. Así durante una hora. Dando vueltas en la piscina una y otra vez. Me encuentro con gente en la misma calle, unos van más rápido y otros más lento  pero nadie tiene propósitos diferentes salvo seguir flotando. Pasada la media hora comienzo a encontrarme bien. El ritmo hace que el cuerpo se mantenga caliente aunque los dedos de las manos se van arrugando. No estamos preparados para pasar allí mucho tiempo.

El fondo está silenciosamente azul. Es lo que veo mientras mi cuerpo se mueve. Llegan a la mente de izquierda a derecha palabras sueltas y entrelazadas, como una fina película en blanco y negro: “prima de riesgo, bono alemán, caída, desplome, recesión, trimestre, décima, inversión exterior, pauta, mercados”. También pienso en comida, en muchos y diversos platos de comida y en lo que tengo en la nevera. Alguna melodía no para de sonar en alguna parte de la cabeza. Trato de que no se vaya.

La superficie es bien distinta. Una ligera brisa fría sacude el recinto. Viene y va. Mueve los toldos y hace abrigarse a los monitores. El sol comienza a despedirse y las luces de la piscina se encienden. El azul es más intenso. La brisa espera a todo el mundo ahí fuera. Para salir debes pasar ese mal trago. No queda otra.

Salgo de la ducha. Me seco y voy camino al coche. Varias señoras sonríen. También se van. El chico de la puerta le dice a una de ellas que si cree en la magia. Que piense un número. Lo hace. Que le sume veinticinco, lo divida por cuatro, le reste dos y lo vuelva a dividir por tres. Que luego le reste el número que ha pensado.

“Es magia”- sugiere la mujer.

“Qué otra cosa puede ser si no”- responde el chico de la puerta.

Llego al coche. Allí tengo a Brad Mehldau. Acaba de sacar su último trabajo ODE, en el sello Nonesuch, con la formación de trío que aparece en sus últimos trabajos. Jeff Ballard a la batería y Llarry Grenadier, contrabajista inseparable. El Primer tema. M.B. es un homenaje a Michael Brecker, uno de los mejores saxofonistas de la historia. Murió de leucemia en 2007 a los 57 años. El resto son también diez canciones propias e inéditas con el estilo que caracteriza a este pianista. El disco va ganado con las escuchas y está en la línea del lirismo del artista, quien no ha parado de sacar discos y colaborar con músicos de todos los estilos. Espero que siga haciéndolo.

Dream Sketch es uno de los temas recomendables de ODE.

http://www.bradmehldau.com/

http://www.nonesuch.com

Estándar

Un comentario en “Magia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s