Uncategorized

Volar

Uno:

En los aeropuertos se respira quietud y movimiento, estabilidad y vértigo, permanencia y fugacidad. Sensaciones contrapuestas pero complementarias. Ver despegar y aterrizar a los aviones a través de sus ventanales, observar  como las personas vienen y van, abrazan a sus parejas, llegan a casa. Pero lo que más se hace es esperar, en silencio. Poca gente habla, salvo para lo imprescindible.

Ya en el cielo nada depende de nosotros. Todo nuestro destino, al menos por unas horas, está en manos de otros. Y ese es temor, que te quiten el control. Tu cuerpo está encasillado en el asiento, donde te recuerdan que hay máscaras de oxigeno y un chaleco salvavidas mientras intentas concentrarte en algo, en algo bueno si es posible. Y piensas todo lo contrario: que no salgan las ruedas del avión al aterrizar.

Cuando estás a miles de kilómetros del suelo comprendes lo pequeños que somos , nuestra casa, donde dormimos todas las noches, nuestro barrio, la playa donde nos bañamos, las personas, los árboles, los ríos y los animales, los problemas en el trabajo. Todo es inmensamente pequeño en el aire. Pequeño y caro.

Dos:

Aterrizas. Ha sido absurdo pensar en que en no funcionase el mecanismo de las ruedas. Son cosas que pasan al verte en esa especie de amenaza sostenida por la tecnología donde tu cabeza busca la manera de encontrar explicación a cualquier ruido, gesto o giro inesperado.

Has tenido suerte: en Londres hace buen tiempo. Un ligero aire fresco sacude  tu cara mientras bajas por la escalera del avión. Alrededor está todo verde, comprendes que has llegado a otro país. Un autobús te acerca a esa ciudad inmensa, llena de contrastes, donde millones personas hacen lo posible por estar vivos. Y lo consiguen. Comes poco, caro y mal. Duermes los justo pero ha sido mejor de lo que esperabas. Ha sido realmente bueno.

Tres:

Otra vez en el aire la ciudad se va haciendo más pequeña, incluso puede resultar prescindible. Consigues dormir vagamente, con intermitentes ojeadas a Diario de Invierno, el último de Auster. Despiertas definitivamente para abrocharte el cinturón. Regresa a tu cabeza la idea de que no salgan las ruedas del dichoso aparato, a pocos metros del suelo,  en plena pista de aterrizaje. Que todo salga bien no depende de tí. A veces eso pasa también en la tierra. 

———————-

He comprado de la Deutsche Grammophon un disco recopilatorio del Lang Lang (ShenyangChina) que hace un recorrido por Lizt, Chopin, Rachmaninov, Schumman y compañía . También  otro de Tord Gustavsen. Se llama “The Well”, es el último,  de este año, acompañado de Tore Brunborg al saxo tenor; Mats Eilertsen al contrabajo,  y Jarle Vespestad a la batería. Está grabado en el Rainbow Studio de Oslo , lo edita el sello ECM .

Jazz europeo. Los escandinavos tienen unos músicos excepcionales  y hacen unas cosas preciosas, sofisticadas. Ideales para conducir cuando llega la noche,aventurarse en la autopista, poner orden a la casa o escuchar a millones de metros del suelo.

www.tordgustavsen.com/

Estándar

3 comentarios en “Volar

  1. Paulina Salas dijo:

    me encanta!!!!! es agradable leerte, aunque el relato es corto, llegas a sentir la sensación de ” las ruedas del avión” y el airesito fresco!!! me gustó mucho Nicolás… y la selección musical, la D G, es el sello grabador clásico por excelencia!!! viene estupendo despues de aterrizar!!!! disfrútalo!!!
    Paulina!

    Me gusta

  2. Miss M dijo:

    Ufff, cada día me da más miedo volar, cada día, esa sensación de perder el control me hace pasarme horas con el corazón desbocado.
    Eso sí, has elegido la foto de mi ciudad preferida, a la que volaría sin cesar, o al menos volaría para no volver.
    Te leo, aunque ando ausente en comentarios. 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s